SIMBOLOGIA Y RITUALES DE ESTAS FIESTAS

Por | 10 diciembre, 2014 | 1 comentario

Los orígenes de estas fiestas.

A nosotros nos llegaron a través de los celtas, pero todas las culturas antiguas celebraban estas fiestas, del desprendimiento otoñal, con danzas, ritos del fuego y grandes comilonas.  Los dioses greco-romanos, siempre  nacían por estas fechas, y la iglesia católica las escogió para celebrar el nacimiento de Jesús.

Así , lo que estamos celebrando es el nuevo renacer de cada uno, cada año, cada vida para amar más y mejor.

Para ello aprendemos,  con la razón y la conciencia, y aprehendemos, con la intuición, la delicadeza, el silencio, la compañía, la protección… La sabiduría es antiquísima. Cada símbolo o ritual nos invita a fijar la atención aquí y ahora, a estar presentes  en todo lo que hacemos: al  adornar la casa, al poner la mesa, preparar la comida de una forma especial…  para que al repetirlo, cada año, lo vayamos aprehendiendo y aprendiendo. Si nos vamos fijandos más en la manera de hacer las cosas, de cuidar los detalle y el bienestar, podremos vivir con más consciencia todo el año

Todos los rituales que se hacen sirven para  estar más presente y atento en lo que AHORA estás haciendo, que es la manera de hacer algo de verdad. Cuando vivíamos más en contacto con la naturaleza, celebrábamos con un ritual  los equinoccios y los solsticios. Ahora estamos en el equinoccio del otoño, de la muerte y el desprendimiento. Los árboles sueltan sus hojas, las cosechas ya están recogidas, y nos preparamos para el invierno para vivir de lo que hemos sembrado y lo que hemos recolectado hasta que llegue la primavera.

Antes, cuando  el sol acortaba los días,  los hombres sentían que se acababa la vida,  y al llegar la noche más larga moriría el sol y  todo terminaría. Por eso, organizaban  rituales de fecundidad,  de fuego, de dar vida, para darle fuerzas al sol para volver a nacer y sacarnos de la noche oscura del invierno.

Esto nos invita a “entrar en nosotros mismos” y valorar lo que hemos sembrado y recolectado. Ser conscientes de lo que nos es útil y lo que no. Pensar en lo que nos sobra, para poderlo soltar, y que nos llegue la primavera más ligeros de equipaje.

EMPEZAREMOS POR TRAER EL VERDE Y EL ROJO A CASA

 El abeto, un árbol de hoja perenne, de los más sabios que hay en el bosque. Al traerlo a casa, traes su sabiduría, su fuerza y su intención. Mientras tienes en casa el árbol o unas ramas, su energía hace su trabajo. La energía del abeto es la de la transformación, por eso llenamos el abeto de luz, antiguamente de velas y ahora de luces, de dorados, de figuras como bolas rojas y bolas doradas y así va transformando la energía de la casa, está dando su luz vida y color a la casa.

El abeto, un árbol de hoja perenne, de los más sabios que hay en el bosque.  Mientras tienes en casa el árbol o unas ramas, puedes sentir su fuerza.  La energía del abeto es la de la transformación, por eso llenamos el abeto de luz, antiguamente de velas y ahora de luces, de figuras como bolas rojas y  doradas. Está dando su luz, vida y color a la casa, tranformándola la oscuridad.

boix 3

El acebo es muy decorativo porque tiene muchísimo color rojo, que amplifica la vida que aporta el verde.  La Navidad es muy de rojo, muy de vida.  El acebo da un fruto en invierno que está junto al tronco protegido por las hojas. Viene de una planta espinosa, que pincha. Nos enseña que siempre, de cualquier dolor y de cualquier sufrimiento puede venir la fruta, que es bellísima.

gazeràn1

La hierba de San Bonifacio, tiene un fruto rojo que nace sobre las hojas, sin protección. La fruta roja está como servida en bandeja sobre una hoja lisa con una espina en la punta. Nos enseña a ofrecer vida, con humildad,  a pesar del dolor o el sufrimiento que pueda costar.

vesc

El muérdago, Era la gran planta de los druidas celtas. En muchos sitios es la planta por excelencia de la Navidad.  Es una planta aérea, que da frutos blancos en invierno y se reproduce de una manera muy curiosa: si sus bayas caen sobre cualquier  madera o en el tronco o la rama de un árbol, se pegan a ella la perforan y allí nacen. En los sitios en los que hay mucha energía del cielo, el muérdago ayuda al árbol a procesar ese exceso de energía y así no enfermar.

Antiguamente los druidas lo cortaban con una hoz de plata, para que no perdiera sus propiedades benéficas,  luego lo utilizaba para limpiezas, y curaciones. Nosotros vamos a utilizarlo de forma muy parecida.  El muérdago hace un gran trabajo de limpieza, da buena suerte, da fertilidad, por eso los novios se besan debajo del muérdago. Pero además puesto encima de la puerta de la entrada de la casa, procesa todos los sentimientos negativos que pueden entrar. Con todas las historias de los parientes, o nuestras, se va poniendo negro, y pasadas las fiestas  ya ha procesado  toda la negatividad que entraba en la casa. Se puede quemar, se puede tirar o se puede enterrar en el bosque, le puedes dar las gracias por su utilidad, pero es mejor no  guardarlo de un año para el otro.

molsa1

El musgo trae en su vida húmeda un mundo. Traemos con él, miles de microorganismos, debemos cogerlo con todo el respeto y amarlo mucho por el trabajo que está haciendo. Está trayendo y dando todo el espíritu del bosque,  a la casa. Nos transmite la cantidad de vida que hay dentro de cada uno , incluidos nosotros y que nos suele pasar desapercibida. El musgo se utiliza absolutamente todo y es la base para montar el pesebre.

LA SEMANA QUE VIENE EXPLICAREMOS LA SIMBOLOGÍA DEL BELÉN

Categorías: Bienestar

Comentarios

  1. Teresa dice:

    Moltes gràcies! ! M encanta poder saber el perque dels rituals nadalens!!! Us seguire cada setmana pq em sembla molt interessant! !!

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*