LIMPIEZA ENERGÉTICA SEGUNDA PARTE

Por | 2 marzo, 2015 | 0 comentarios

Os pido disculpas por el retraso en esta entrada.

La segunda parte de la limpieza energética empienza cuando ya tenemos toda la casa ventilada. Entonces “invitamos” o damos paso a la energía Universal para que permanezca en nuestra casa. Para ello pasaremos por todas las habitaciones, estancias, rincones … llevando esta energía

aigua2

AGUA: Antes de pasar por todas partes con un cuenco de agua, miraremos el agua con mucha ternura y agradecimiento. Esto ayuda a que paseemos por la casa un amor más sencillo, limpio y puro. Con ello activamos la energía de la compasión en casa. DONDE HAY AGUA SIEMPRE PUEDE HABER VIDA.

terrra

TIERRA: Podemos pasar una planta, un puñado de tierra … Con ello activamos la energía de la prosperidad, en salud, dinero, alegría, bienestar … Donde hay tierra, la energía femenina de serenidad, de transmitir paz siempre está presente y la casa puede ser fértil y próspera.

foc

FUEGO: Podemos utilizar una vela encendida, una lámpara de aceite … fuego que se pueda pasear. Con ello activamos la energía de la transformación. Para que no nos falte nunca el calor en el cuerpo y en el corazón, y a la vez tengamos la capacidad de quemar lo que hoy ya no nos sirve, y así transformamos nuestra vida cotidiana de manera más adecuada (decidiendo, avanzando, superando obstáculos, poniendo límites, dándonos permiso …)

aire

AIRE: Con una barrita de incienso, tocando la flauta o cualquier intrumento de viento. Con ello activamos la energía de dejar pasar las cosas. Esto nos ayuda a aprender a vivir la serenidad de la espera atenta. El viento limpia los pensamientos y da claridad al paisaje, y por lo tanto todo lo que nuestros ojos podemos mirar y nuestra mente interpretar.

campaneta2

METAL: Con cualquier cosa metálica que haga ruido. Una cazuela, una campanilla, dos tapaderas metálicas, un gong … Con ello activamos la energia de la calma después de la tormenta. El ruido rompe la energía y la clarifica, por eso los adolescentes suelen poner la música muy alta, para equilibrar su propia energía. Esto nos da la posibilidad de valorar la paz y el silencio que queda cuando el ruido ha pasado. El ruido que tenemos que dejar pasar en nuestro cuerpo, son los pensamientos repetitivos, las falsas creencias, las actitudes malsanas de nuestra conducta rutinaria …

Una vez hemos pasado con todos los elementos para todos el espacio, (el orden es igual) ya podemos dar la casa por limpia y empezar a disfrutarla. Si en casa hay niños u otras personas que lo quieran compartir, podéis hacerlo  conjuntamente, que cada uno lleve uno de los elementos y cuando se encuentre con otra persona, que se cambien lo que llevan, a fin de que aprendan que ENTRE TODOS LO PODEMOS HACER TODO Y AUNQUE A ALGUIEN LE FALTE ALGO LO NORMAL ES QUE LO TENGA OTRO Y SE PUEDE COMPARTIR. Si además se aprovecha para tener las cosas limpias y ordenadas, juntamos los diferentes tipos de energía con la alegría del orden y la limpieza, que potencian mucho el amor que podemos sentir.

Categorías: Bienestar

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*